Written by Andrés Fernando Castellanos Ojeda

SANTA VERONICA GIULIANI

En su infancia, en un principio destacaba por ser traviesa, caprichosa e impulsiva, apoyada por sus hermanas va desarrollando progresivamente gran piedad y espíritu de oración.

Mientras vivió en casa Giuliani, con su familia, todos la llamaron con el nombre de bautismo, Orsola (ltalianización de Ursula), Más tarde, entrada a los diecisiete años en las capuchinas de clausura, tomará el nombre de Verónica.

Después de su profesión, pasó por todos los oficios y cargos del monasterio, desde el más humilde hasta el más honroso, siendo sucesivamente cocinera, despensera, enfermera, tornera, panadera, sacristana, maestra de novicias y, finalmente, abadesa, cargo que ejerció once años hasta su muerte.

Lo que dijeron de ella León XIII y Pío IX no es frecuente oírlo en labios de quienes proclaman el nombre de los santos, y está propuesta como Doctora de la Iglesia. Y, sin embargo, Santa Verónica Giuliani no goza del conocimiento entre los fieles que cabría esperar dada la excepcionalidad de los misterios que se obraron en ella.

Nació el 27 de diciembre de 1660 en Mercatello, La vida de Verónica concluirá en el monasterio de las capuchinas de Cittá di Castello, en la Umbria, el 9 de julio de 1727.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

X