Written by Andrés Fernando Castellanos Ojeda

SANTO JOB

Es la principal figura del Libro de Job en la Biblia, donde Job es sometido a una opresiva prueba establecida por un ángel caído, con autorización de Dios, mas ante las dificultades logra demostrar su fidelidad al Creador.

Job ha sido considerado durante muchos siglos como el mejor modelo de paciencia, antes de Jesucristo, El profeta Jeremías afirma que la tierra donde Job nació y vivió (al suroriente del Jordán) era considerada como región de grandes sabios y profundos pensadores.

La historia de Job cuenta que: “en la región de Us (al suroriente de Palestina) un hombre de muy buen comportamiento, que se apartaba del mal y temía mucho ofender a Dios. Tenía siete hijos y tres hijas. Era inmensamente rico, el más rico de toda la región”, Realizaba sacrificios de animales a Dios, para pedirle perdón por los pecados de sus hijos, porque se decía: “¡Quien sabe si alguno de mis hijos haya disgustado al Señor con algún pecado!”.

Satanás en su inmensa envidia le dijo a Dios: “Es que has tratado demasiado bien a Job, así cualquiera se porta bien, pero permíteme acabarle sus riquezas, y verás cómo se portará de mal!”. – Y Dios “Le dio permiso para que lo atacara en sus bienes, en sus animales y personas que le sirven. Pero le dijo – cuidado ¡A él no lo vaya a tocar!”.

“Sus bueyes estaban arando, y sus asnas estaban pastando en el potrero y llegaron los guerrilleros y mataron a los trabajadores y se robaron todos los animales, “Cayeron rayos del cielo y mataron a todas sus ovejas y a sus pastores, “Los enemigos del país vecino se dividieron en tres escuadrones y atacaron los camellos, mataron a los arrieros, y se llevaron todos los animales, “Sus siete hijos y sus tres hijas estaban almorzando en casa del hijo mayor y se cayó el techo y los mató a todos”.

Job se levantó, rasgó sus vestiduras en señal de tristeza; se rapó la cabeza en señal de duelo y exclamó: “Desnudo salí del vientre de mi madre. Sin nada volveré al sepulcro. Dios me lo dio, Dios me lo quitó. Bendito sea Dios”.

Y en todo esto no pecó Job, ni dijo ninguna palabra contra Dios que había permitido que le sucedieran tantas desgracias.

Dios al reunirse con sus ángeles en el cielo les dijo: “¿Se han fijado en mi amigo Job? No hay ninguno tan santo como él en la tierra. Tiene gran temor de ofenderme y se aparta siempre del mal. ¡Y aunque he permitido que le sucedan tantos sufrimientos, no se aparta de mi amistad!”.

Pero llegó Satanás y le dijo:

“Sí, se conserva así porque goza de buena salud. ¡Pero permíteme quitarle la salud y verás que ahora sí maldice y se porta mal!”. – Y Dios le dijo – Puede quitarle la salud. ¡Pero cuidado: respétale la vida!

Y fue así como cayó en una fatal enfermedad, lleno de llagas todos sus amigos y hasta su esposa le decían a remete contra Dios pero el jamás hablo siempre daba gloria a Dios y decía si Dios me lo dio Dios me lo quita y me lo volverá a dar fue así como el demonio se dio por vencido.

Luego Dios le concedió a Job el doble de bienes de los que antes había tenido. Vinieron todos sus familiares cercanos y lejanos y cada uno le trajo un regalo y una barra de plata, y un anillo de oro y celebraron un gran banquete en su honor. Dios bendijo otra vez a Job y le concedió 14,000 ovejas, 6,000 camellos, 1,000 pares de bueyes, y 1,000 asnas. Se casó de nuevo y tuvo siete hijos y tres hijas. Y sus hijas fueron las mujeres más bellas de su tiempo.

Y Dios le concedió a Job una larga vida. Vivió hasta los 140 años. Y conoció a los nietos, a los biznietos y a los tataranietos. Y murió en feliz ancianidad y lleno de alegría y paz.

Written by Andrés Fernando Castellanos Ojeda

SANTO JEREMIAS

Judea 650 a.C. – Daphnae, Egipto 585 a.C. Su nombre significa Dios me levanta, fue un profeta hebreo, hijo del sacerdote Hilcías, en Judá, Jerusalén, Babilonia y Egipto y fue coetáneo de Ezequiel y anterior a Daniel.

Este profeta es uno de los llamados grandes por la extensión de sus escritos el Señor irrumpió en su vida y le trasformó todos sus planes, al principio se opuso indicándole que era muy joven y que, además, era tartamudo, ante estas palabras, Dios le dijo:” No digas que eres demasiado joven o demasiado débil, porque yo iré contigo y te ayudaré”.

A sus primeros 17 años profetizó solo por medio de la palabra hablada, después empezó a dictar sus profecías a su secretario Baruc, y lo que le dictó fueron los 52 capítulos del Libro de Jeremías de la Biblia (unas 70 páginas).

Hubo reyes que quemaron sus escritos proféticos, otros lo encarcelaban y le amenazaban con darle muerte si no se callaba, en tiempos del rey Sedecás encarcelaron al profeta y lo metieron en un pozo muy profundo lleno de lodo, y casi muere allí, probablemente el estarse allí con tanta humedad afecto mucho su salud.

Dios le anunció: “Te haré fuerte como el diamante si no te acobardas. Pero si te dejas llevar por el miedo, me apartaré de ti”. Y Jeremías no se acobardó y siguió predicando, muchas veces Jeremías clamaba a Dios diciendo: “Señor, estoy cansado de hablar sin que me escuchen. ¡Todos se burlan de mí! Cuando paso por las calles se ríen y dicen: ‘Allá va el de las malas noticias’. ¡Miren al que regaña y anuncia cosas tristes! Señor me propongo decirles cosas amables y Tu en cambio pones en mis labios anuncios terroríficos!.

Después de su muerte reconoció el pueblo la gran santidad de este profeta. Y cuando todas sus profecías se hubieron cumplido a la letra, se dieron cuenta de que sí había hablado en nombre de Dios. Lástima que lo reconocieran cuando ya era demasiado tarde.

Written by Andrés Fernando Castellanos Ojeda

SAN FELIPE Y SANTIAGO, APÓSTOLES

SAN FELIPE: este Apóstol fue uno de los doce que seguía a Jesús de Nazaret nació en Betsaida y fue discípulo de San Juan el Bautista.

Felipe fue uno de los primeros apóstoles llamados por Jesús fue quien preguntó a Jesús sobre la repartición de los panes: “¿Cómo vamos a darle de comer a tanta gente?” se puede encontrar la lectura en  (Jn 6, 5-7)  y también fueron los paganos quienes deseaban conocer al Señor además, Felipe fue quien le pidió a Cristo en la última cena que le “mostrara al Padre”.

Escritores de la Iglesia primitiva y Eusebio, historiador de la Iglesia, en sus escritos afirman que San Felipe predicó el Evangelio en Frigia y murió en Hierápolis.

Papías, obispo de este lugar, supo por las hijas del apóstol, que a Felipe se le atribuía el milagro de la resurrección de un muerto.

 

SANTIAGO:  hijo de Alfeo para distinguirlo del otro apóstol del mismo nombre, (Santiago el Mayor o Santiago, hijo de Zebedeo) fue uno de los doce apóstoles de Jesucristo.

Era hijo de Cleofás y de María, y hermano de Judas Tadeo y de otro José, se sentía

Identificado con Santiago el hermano de Jesús (Santiago el Justo).

Jerónimo también concluyó que Santiago “el hermano del Señor” es el mismo que Santiago el Menor al explicar esto Jerónimo primero dice que Santiago el Menor debe identificarse con Santiago, el hijo de Alfeo así, Jerónimo concluye que Santiago, el hijo de Alfeo, Santiago el Menor, y Santiago, hermano del Señor, son una misma persona.

  • La Iglesia católica, a partir del año 1960, celebra la fiesta de Santiago el Menor el 3 de mayo junto con el otro Apóstol Felipe. Previamente, su festividad era el 31 de mayo y más anteriormente el 10 de mayo.
  • En la tradición de la Iglesia ortodoxa se distinguen dos santos, Santiago que se festeja el 25 de octubre y Santiago el Menor cuya fiesta es el 9 de octubre.
  • También es venerado por la Iglesia copta.

ORACIÓN

Padre, a Ti que hiciste de San Felipe un apóstol y un seguidor de tu Hijo Jesucristo, te pedimos, por su intercesión, la gracia del Espíritu Santo.

Concédenos la fortaleza necesaria para superarnos siempre, ayúdanos a propiciar la salud de nuestro cuerpo y a esforzarnos para vivir en gracia.

Haz que siempre sepamos aprovechar bien nuestro tiempo.

Ayúdanos a hacer bien las cosas desde la primera vez.

Danos, por los méritos de San Felipe Apóstol, la gracia de estado que más  necesitemos.

Te lo pedimos, por tu Hijo Jesucristo, nuestro Señor.

 

Written by Andrés Fernando Castellanos Ojeda

SAN ATANASIO DE ALEJANDRÍA

En su época fue obispo de Alejandría, nacido en el año 296 en Egipto y fallecido el 2 de mayo del año 373. Se considera santo en la Iglesia copta, en la Iglesia católica, en la Iglesia ortodoxa, en la Iglesia luterana y en la Iglesia anglicana, fue doctor de la Iglesia católica y padre de la Iglesia Oriental.

Atanasio, nombre que significa “inmortal”, en la adolescencia, estudió derecho y teología. Se retiró por algún tiempo llevo una vida solitaria y

allí hizo amistad con los ermitaños del desierto; al volver a la ciudad, se dedicó totalmente al servicio de Dios.

Escribió numerosas obras, muy estimadas, por las cuales ha merecido el honroso título de doctor de la Iglesia, escribió mucho a pesar de la dureza de su vida. Sus escritos apologéticos son Contra los paganos y encarnación del verbo, donde expone razones a favor de la encarnación, rechaza el politeísmo y el paganismo.

Otras obras son:

  • Apología contra los arrianos
  • Epístola sobre los decretos del concilio de Nicea. Defiende la homousios (consubstancialidad) del Padre y el Hijo.
  • Historia de los arrianos. A petición de los monjes entre los que se había refugiado.
  • Carta sobre los sínodos celebrados en Rimini (Italia) y Selencia.
  • Carta en nombre de los concilios.
  • Cuatro cartas a Serapión trata la divinidad del Espíritu Santo.

 

 

Written by Andrés Fernando Castellanos Ojeda

SANTO PAPA SAN PIO V

Bosco17 de enero de 1504 – Roma1 de mayo de 1572), nacido Antonio Michele Ghislieri, fue un fraile dominico, elegido papa número 225 de la Iglesia católica, entre 1566 y su fallecimiento, y que fue canonizado por el papa Clemente XI en 1712.

A los cuarenta y siete años, en 1551 es llamado a Romas por Julio III y designado Comisario General del Santo Oficio, donde trabaja por la difusión y la pureza de la fe. Pablo IV le nombra obispo de Sutri y Nepi en 1556, y cardenal en 1557. El mismo Pablo IV, en 1560, le traslada a Mondovi (Piamonte), diócesis que se encuentra en lamentable estado, donde se empeña por acercarla al Evangelio de Jesucristo.

Ejemplo de pobreza, humildad e inagotable actividad, es elegido dos veces prior por los hermanos de su Orden. Todo lo edifica sobre la oración. Siendo Papa Pio V  visita a pie las iglesias de Roma. Su vida testifica la palabra del apóstol Pablo: “¿No sabéis que sois santuario de Dios y que el Espíritu de Dios habita en Vosotros?”

Oración introductoria para cada día

Bienaventurado P. Pio, testigo de fe y de amor. Admiramos tu vida como fraile Capuchino, como sacerdote y como testigo fiel de Cristo.

El amor te llevó a preocuparte por los enfermos, a atraer a los pecadores, a vivir profundamente el misterio de la Eucaristía y del perdón, fuiste un poderoso intercesor ante Dios en tu vida, y sigues ahora en el cielo haciendo bien e intercediendo por nosotros, queremos contar con tu ayuda, ruega por nosotros. Amén.

Palabras del Padre Pío

“Oh Señor, Padre Jesucristo; te suplico viertas sobre mí, todos los castigos que son para los pecadores y las ánimas benditas del purgatorio; multiplica sobre mí los sufrimientos, con que conviertes y salvas a los pecadores, y líbralos pronto del tormento del purgatorio”.

Written by Andrés Fernando Castellanos Ojeda

Patrona de las sirvientas domésticas – Santa Zita

Santa Zita nació en Lucca, Italia, en 1218, era de una familia campesina muy pobre y demasiado piadosa, a los 12 años, por causa de la pobreza de la familia tuvo que emplearse de sirvienta en una familia rica de Lucca, y les sirvió el resto de su vida, por 48 años, demostrando que en cualquier oficio se puede llegar a una gran santidad.

Desde pequeña demostró un gran amor para con todos, especialmente los pobres y abandonados, esto no agradaba mucho a la familia Fatinelli. ¡Pero! el Señor intervino en una ocasión, Zita fue a servir a un necesitado dejando momentáneamente su trabajo en la cocina, los otros sirvientes se lo dijeron a la familia Fatinelli, pero cuando ésta fue a la cocina a investigar encontró a ángeles haciendo su trabajo desde aquel día le permitieron más libertad para servir a los pobres, no por eso cesaron las burlas y los ataques de los otros sirvientes.

Zita tenía particular devoción por los prisioneros condenados a muerte, Murió el 27 de abril de 1278, a los 60 años, e inmediatamente su culto se propagó especialmente en Palermo, Sicilia, otras partes de Italia e Inglaterra, Fueron tantos los milagros que se obraron por su intercesión que el Papa Inocencio XII la declaró santa en 1696.

1 4 5 6
X