Historia de la Arquidiócesis de Villavicencio 1964 – 2017 (53 años)

Templete

El Sacerdote francés, Mauricio Dieres Monplaisir, en su libro Lo que nos contó el abuelito, sostiene que la ciudad de Villavicencio fue fundada el 20 de diciembre de 1842.

El Padre José de Calasanz Vega llega el 5 noviembre de 1861, desterrado, al pie de monte llanero, por la persecución eclesial de Tomás Cipriano de Mosquera. En 1873 era el único sacerdote que atendía el basto llano desde la cordillera hasta el Orinoco. En 1893 logra que el territorio sea erigido en Intendencia

La Prefectura Apostólica de Intendencias Orientales fue creada el 23 de junio de 1903 con el decreto Cum Perplures (Con muchos) de la Congregación de Asuntos Eclesiásticos Extraordinarios, con territorio desmembrado de la Arquidiócesis de Bogotá.

Esta Jurisdicción fue conocida bajo el nombre de Prefectura Apostólica de los Llanos de San Martín, bajo la guía espiritual de Monseñor Eugenio Morón, quien llegó a Villavicencio el 31 de enero de 1904; posteriormente fue nombrado como primer Vicario Apostólico Mons. José María Guiot y luego como segundo Vicario Apostólico Mons. Francisco Bruls.

El 16 de marzo de 1908 la Prefectura Apostólica fue elevada en Vicariato Apostólico y asumió el nombre del Vicariato Apostólico de Los Llanos de San Martín.

En 1948 la misión fue transferida a los Misioneros Javerianos de Yarumal. Los montfortianos continuaron atendiendo la evangelización, la promoción cristiana, el desarrollo de los pueblos llaneros en todos los aspectos de la vida humana y cristina. A los monfortianos les debemos la construcción de la carretera que comunica a Villavicencio con Bogotá, el ferrocarril de oriente, la comunicación telegráfica entre Villavicencio y san José del Guaviare y la aparición de la aviación en 1928.

Establecen el Hospital Monfort, una imprenta donde ponen en circulación el periódico Eco de Oriente, una biblioteca, un museo, el banco San José, el Colegio Femenino Nuestra Señora de la Sabiduría, el teatro Verdún, la imprenta de San José, diversos talleres de encuadernación, carpintería y herrería y la banda musical de Santa Cecilia.

El 9 de junio de 1949 a raíz de la bula Evangelizationis operi (Los operarios de la evangelización) del Papa Pío XII, cedió una parte de su territorio en favor de la erección de la Prefectura Apostólica de Mitú (actual Vicariato Apostólico) y al mismo tiempo tomó el nombre de Vicariato Apostólico de Villavicencio.

El 16 de enero de 1964 cedió otra porción de territorio en favor de la erección de la Prefectura Apostólica del Ariari (en la actualidad Diócesis de Granada en Colombia) y con la bula Universae regimen Ecclesiae (El régimen de la Iglesia Universal) del 11 de febrero de 1964, Su Santidad Pablo VI, creó la Diócesis de Villavicencio, nombrando como primer Obispo al Excelentísimo Monseñor Francisco Bruls, quien empieza su misión con la celebración del Congreso Eucarístico Diocesano Llanero en compañía del Señor Cardenal Pablo Bertoli. En su labor pastoral a lo largo de 30 años, Monseñor Bruls construyó e inauguró el Seminario Menor San Pío X, que sirvió de sede muchos años más tarde para el actual Seminario Mayor Regional Nuestra Señora del Carmen; de igual manera se le recuerda por la erección de las primeras 17 parroquias en esta jurisdicción.

Seminario Menor San Pío X

El 3 de julio de 2004 fue elevada al rango de Arquidiócesis Metropolitana con la bula Ad totius Dominici del papa Juan Pablo II.

En adelante su jurisdicción eclesiástica se extiende a las diócesis de Granada y San José del Guaviare pasando a ser Sede Metropolitana. La misma decisión del Pontífice estableció que el primer Arzobispo Metropolitano de Villavicencio fuese Monseñor Octavio Ruiz Arenas quien era obispo de la hasta entonces Diócesis de Villavicencio.

La Diócesis de Villavicencio fue erigida como Sede Metropolitana de la Arquidiócesis número 51 del país. La nueva Provincia de Villavicencio tendría jurisdicción en Granada y San José del Guaviare y como jurisdicciones adscritas tendría a Puerto Carreño, Puerto Gaitán, Inírida, Mitú y Leticia.

La Iglesia fue pionera en salud con la creación del Hospital de la ciudad, trajo la imprenta, la ganadería, el arpa, acompañó los procesos educativos con los hermanos de La Salle y la Sabiduría y acompaña a toda la población a través de las parroquias.

Actualmente Monseñor Oscar Urbina Ortega es el Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Villavicencio. Asumió como Arzobispo el 26 de enero 2008. Hace 50 años habían 19 parroquias, 17 del Meta (sin incluir el Ariari) y las de Medina y San Pedro de Jagua, en Cundinamarca. En las cinco décadas, dice monseñor Oscar, se han creado 126 parroquias más; la Arquidiócesis tiene más de 150 sacerdotes; existen 2 nuevas diócesis: San José del Guaviare y Granada; cuenta además con 7 jurisdicciones eclesiásticas y 4 Vicariatos Apostólicos: Puerto Gaitán, Mitú, Inírida y Puerto Carreño.