La Pastoral Infantil es la acción de la Iglesia Católica para la evangelización de los niños, buscando que comprendan desde sus primeros años el plan trazado por Dios para la salvación del género humano. Esta tarea tiene un contexto bíblico “dejad que los niños vengan a mí, no se lo impidáis, porque de los que son como estos es el Reino de los Dios. Yo os aseguro: el que no reciba el Reino de Dios como niño, no entrará en él” (Mc 10,14-15).

Para educar a los niños en la fe se requiere mucho ingenio y un conocimiento profundo del alma infantil. Ofrecer el mensaje de amor con arte y sentido pedagógico es fundamental en las bases educativas que utiliza la Pastoral Infantil. Para lograr nuestros objetivos, la educación debe ser gradual, acomodada a sus tiernas almas, a su sensibilidad, a su edad y a su nivel de comprensión.

Dentro de los objetivos de la Pastoral Infantil están: enseñar a los niños a conocer y amar a Dios, iniciarles en los misterios de la fe, acercarles a Jesús y a María, inculcarles valores y comportamientos como los que tuvo Jesús en su infancia y vida pública.

En la pastoral infantil estamos dispuestos a formar parte de la iniciación de los pequeños en la vida cristiana, mediante diferentes actividades que los acerquen a Dios con verdadera fe, educándolos con fe, para que lleguen a ser buenos cristianos en medio del mundo.