La Pastoral Juvenil Parroquial es la acción organizada de la Iglesia en favor de los adolescentes y jóvenes, presentes en la comunidad parroquial, con el fin de que asuman los valores del Evangelio como fruto del encuentro con Jesucristo y que vivan un proceso de continua conversión, maduración personal y comunitaria que los lleve a la comunión y a la solidaridad, para transformar su propia historia y la de la humanidad.

La Pastoral Juvenil no es sólo el conjunto de acciones en favor de los grupos presentes en la Parroquia; comprende, sobre todo, planes para los adolescentes y jóvenes que viven en el territorio parroquial y que quizá están alejados de la Iglesia, tienen actitudes contrarias a ella, la rechazan o viven en situaciones críticas.