Excelentísimo Monseñor Oscar Urbina Ortega

Arzobispo Metropolita de Villavicencio

 

mons

 

Nació en la vereda el Peñón – Arboledas el 13 de abril de 1947, territorio de la Arquidiócesis de Nueva Pamplona, hijo de Juan de Dios Urbina Ortega y Josefa Ortega Arias. Cursó la primaria en la escuela Pedro José Ortiz y estudió hasta noveno grado en el seminario Menor de los Padres Redentoristas, en Servitá (Santander). En 1960 los padres redentoristas se trasladaron a Manizales y con ellos se fue el joven Oscar Urbina.

Al graduarse de bachillerato, ingresó a la universidad de la Salle, donde terminó los estudios de filosofía en 1968. Cursó teología en la universidad de San Buenaventura. Fue ordenado presbítero el 30 noviembre de 1973 e incardinado en la arquidiócesis de Bogotá. Después fue enviado a la universidad Gregoriana de Roma a estudiar filosofía.

Obtuvó el rango de Obispo el 13 de abril de 1996. Se posicionó como Obispo Auxiliar de Bogotá y titular de Borcunium desde el 8 de marzo de 1996, fue consagrado como obispo el 13 de abril de 1996.

Fue nombrado Obispo titular de Forconio y Auxiliar de Bogotá el 28 de enero de 1998 y recibió la consagración episcopal el 13 de abril de 1998.

El papa Juan Pablo II lo nombró obispo de la Diócesis de Cúcuta, cargo que ostentó desde el 9 de noviembre de 1999 hasta el 25 de enero de 2008, cuando fue elegido Arzobispo de Villavicencio por el papa Benedicto XVI.

Como Obispo de la Diócesis de Cúcuta monseñor se empeñó en llevar adelante la nueva evangelización. Organizó junto a otras instituciones los programas de ayuda humanitaria y alimentaria. Con la ayuda de la Secretaría de Educación municipal, el obispo logró sostener más de 250 jóvenes en el Seminario Menor, orientándolos en una línea de servicio a la sociedad.

En su ministerio, monseñor Oscar Urbina, ordenó 27 sacerdotes. También dejó 22 nuevas parroquias al servicio de la comunidad.

Filósofo de la Pontificia Universidad Gregoriana (Roma), teólogo de  la Universidad de San Buenaventura y sacerdote desde hace 42 años, 19 de ellos como obispo. Fue presidente de la Comisión Episcopal para la pastoral de la Evangelización de la Cultura y la Educación de la Conferencia Episcopal de Colombia – CEC, así como de la sección de cultura del departamento de cultura y educación del Consejo Episcopal Latinoamericano – CELAM.

Se ha desempeñado como rector del Seminario Mayor de la Arquidiócesis de Bogotá, obispo  auxiliar de Bogotá, obispo de Cúcuta, miembro de la Comisión Episcopal de Paz y Construcción de la Historia de la Iglesia en el Conflicto, miembro de la Comisión Pontificia para el Progreso de los Pueblos, presidente de Cordepaz y del Comité Cívico de Villavicencio. Actualmente es el vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.